Silla LC7 de Le Corbusier y Pierre Jeanneret

Texto: Gabriela Paredes Fotografía: Cortesía Cassina

Le Corbusier y Pierre Jeanneret diseñaron la silla LC7 en 1928. LC7 fue el resultado de una serie de experimentos que llevaron a cabo ambos diseñadores. La estructura de acero tubular sostiene un eje, inspirado en las ruedas de un coche. Sobre él se monta el asiento, ofreciendo gran confort al adaptarse al cuerpo. Originalmente, esta silla giratoria fue diseñada como silla de comedor, sin embargo hoy en día se ha hecho muy popular para oficinas y comercios, ofreciendo una imagen elegante y distinguida. La silla LC7 forma parte de la colección permanente del MoMA. Es producida y comercializada por la firma italiana Cassina bajo licencia de la Fundación Le Corbusier. Está disponible en dos versiones de cuatro y cinco patas. Se ofrece en multitud de acabados tanto para la estructura como para el tapizado del asiento. En 2011 Cassina lanzó una versión para exteriores.