Fusión y Armonía

Texto: Gabriela Paredes Arquitectura: Saota Fotografía: Adam Letch

La casa se encuentra ubicada en Miami en el extremo sur de la isla Dilido con magníficas vistas a las otras islas, el centro de Miami y South Beach. Diseñada por el estudio SAOTA, se extiende sobre el litoral y se inspira en el estilo de vida de Biscayne Bay. La característica que define su diseño es la fusión armoniosa entre los espacios internos y externos, tema que se desarrolla en toda la casa. La entrada desde la calle es privada, la exuberante plantación bordea un generoso camino de entrada y salida, y una serie de planos y volúmenes unidos por una pantalla curva de vidrio grabado, señalan la entrada de doble volumen. Una vez dentro, la naturaleza ingresa en la casa y se pierde con la vista hacia la bahía. Una audaz escalera de caracol y una serie de pantallas de bronce que cuelgan del techo son partes de las estructuras principales de la casa. Todos los espacios, desde las áreas más íntimas que albergan una cocina y una gran sala familiar, hasta la sala principal y el estudio, son abiertos. Reflejando el exuberante entorno del mar y las islas, el agua, que serpentea por toda la casa, unifica el espacio exterior con el interior, la piscina y al mar. El nivel superior del dormitorio alberga la suite principal con vista al mar, que cuenta con jacuzzi y piscina, y tres suites creadas para las tres hijas del propietario. Los materiales son sutiles pero ricos en su aplicación, permitiendo que el hogar cumpla con todos los requisitos del código de huracanes, mientras permanece elegante, abierto y expansivo.