Las puertas de San Marcos

Texto: Rómulo Moya Peralta   Fotos: Rómulo Moya Peralta / Trama

La puerta es origen, es la posibilidad de soñar con lo que está adentro o de imaginar lo que está afuera. La puerta marca donde comienza la arquitectura y define lo privado de lo público.

El barrio ubicado a lo largo de la calle Junín, al costado nororiental de la Plaza de Santo Domingo, alberga seis museos y dos centro culturales. Con casas de características coloniales y republicanas, una iglesia y un convento, y con la calle Junín como cordón que conduce a una pequeña plaza, que a un lado tiene la iglesia parroquial del siglo XVII, donde se puede leer un letrero que dice que el primer bautizo se celebró allí en 1684. El historiador Fernando Jurado Noboa en uno de sus libros “Calles, casas y gente del Centro Histórico de Quito”, nos cuenta que el cronista Diego Rodríguez Docampo afirmó que esta parroquia fue fundada hacia 1595 por el obispo López de Solís para ampliar el límite oriental de Quito, y que originalmente fue una parroquia indígena, de esa época se conservan los muros actuales de la iglesia que son los mismos de hace 400 años.