Eugeni Quitllet, Creador del Año en Maison&Objet 2016

Texto: Gabriela Paredes Fotografía: Cortesía Marcas/Eugeni Quitllet.
Texto: Gabriela Paredes   Fotografía: Cortesía Marcas/Eugeni Quitllet.

Para esta oportunidad Maison & Objet ha elegido al catalán, Eugeni Quitllet como el diseñador del año. Él se describe a sí mismo como un “Disoñador”, una mezcla entre diseñador y soñador. Eugeni Quitllet es un renovador al servicio del objeto, buscador infatigable de lo bueno y de lo bello y apasionado de las nuevas tecnologías. Su vocabulario creativo, dotado de una poética elegante aporta el testimonio de la época actual sin caer en la banalización del futuro.

Nacido en Ibiza en 1972, Eugeni Quitllet comenzó a estudiar diseño en su isla natal, pero luego se trasladó a Barcelona para finalizar sus estudios en la escuela de arte de La Llotja. Durante varios años colaboró con distintos despachos de arquitectura y fundaciones de la Ciudad Condal. En 2001, tras participar en diferentes exposiciones y ferias de diseño, conoció al diseñador industrial francés Philippe Starck, uniéndose a su equipo e iniciando una fructífera relación. Cuenta el catalán, que logró trabajar con Starck por ser muy pertinaz, “Le visité en Formentera, una pequeña isla situada al sur de Ibiza, donde pasaba vacaciones. No lo conocía. Fui a tocar a su puerta con mi carpeta bajo el brazo, deseoso de presentarle mis proyectos. Le había preparado un dosier que era un cenicero dentro de una lata y un currículum con forma de etiqueta”. Hubo química y a finales del verano, Eugeni se instaló en París para formar parte de la agencia de Starck. La capital francesa se convirtió en una constante fuente de inspiración, un territorio de creación en donde el artista disfrutó mucho de su trabajo.