En tonos dorados

El dorado es un color muy elegante y chic, que puede aportar un toque de brillo y calidez a la decoración. A veces queda relegado solo para la época navideña, pero no debe ser así, lo podemos integrar en nuestra decoración y lograr efectos muy interesantes. Es importante utilizar este color con prudencia y equilibrio parar lograr un ambiente con un toque de glamour, muy al estilo del antiguo Hollywood.